sábado, 12 de junio de 2010

Camino


Un día en el camino me encontraste
siguiendo el rastro de algo que no sé.
Con un ¡buen día! yo te saludé,
que yendo solo la jornada es grande.
Está muy lejos y hay muchos espinos!
Descansaste, también yo descansé...
y donde te acodaste me acodé,
bebiendo tú y yo del mismo vino.
Está en el monte crespo, solitario.
Corta el pie como piedra de calvario.
¡como la arena quema!... Mientras tanto
lloramos el dolor de cada uno...
y el vino en que lloraste era común.
Tuvimos que beber del mismo llanto.

Camilo Pessanha.

5 comentarios:

Ricardo Baticón dijo...

Hola Sid

genial el fragmento de Camilo Pessanha... el monte, el compartir, la amistad... y compartiendo un buen vino.

Saludos.

Abril dijo...

Hola,
esa foto, que inspiradora, esta hermosisima!!!! una foto viajera.
Que bello poema!!! Gracias por compartirlo!
saludos!

Caƒeιnomana® dijo...

Otra de las cosas en las ke me tomo mi tiempo para saborear siempre es un vino... y mas si es en buena compañia

Sid dijo...

Lo mas interesante es que ojala que nunca nos falte alguien con quien compartir ese vino, o ese café o simplemente ese momento, que es para compartirlo.

Saludos totales.

Aioria90 dijo...

Muy bueno, como siempre