lunes, 13 de diciembre de 2010

Llega, toca y lárgate



Es inútil, le dije.
Escribir.
Escribir es inútil.
Ya, me contestó.
Ya lo estaba yo pensando
el otro día.
¿Y a qué conclusión llegaste?
Pues eso. Lo que dices tú. 

Que carece por completo
de sentido.
Sólo que...; bueno,
también poner ladrillos
es inútil.
Sirve para construir casas...,
y paredes. Paredones, también.
Quizá se trate de eso.
¿De qué?
Un oficio,  joder, un
oficio. Ni más ni menos
que un oficio.
¿Como decía Pavese?
No, como Pavese no. Como ese músico
de jazz. ¿Te acuerdas?
Freddie Green.


Llega, toca, lárgate.


Roger Wolfe.

3 comentarios:

Ricardo Baticón dijo...

Qué guapo este texto de Roger Wolfe... y duro. Escribir es inútil?... a veces, pero nos ayuda a expresarnos y a deshaogarnos en otras ocasiones!!

Saludos!

El Mar no Cesa dijo...

Concuerdo con Ricardo, si, puede ser inutil en el sentido práctico o estético, pero si te funciona querido Sid, como al del texto, ya eso vale el sentarse y poner las manos en el teclado (o en el papel).
Te mando otro abrazo, espero de corazón que te encuentres bien.
Cariños,
Mar.

Sid dijo...

Hola ricardo, Wolfe es un excelente escritor, no lo hace en vano, supongo que alguna vez habrá sentido que era vano su esfuerzo. Como todos. Un saludo.

Mar!!! "gracias", solo esa palabra te diré...

Un abrazote enorme.