jueves, 29 de abril de 2010

El enamorado



Lunas, marfiles, instrumentos, rosas,
lámparas y la línea de Durero,
las nueve cifras y el cambiante cero,
debo fingir que existen esas cosas.



Debo fingir que en el pasado fueron
Persépolis y Roma y que una arena
sutil midió la suerte de la almena
que los siglos de hierro deshicieron.



Debo fingir las armas y la pira
de la epopeya y los pesados mares
que roen de la tierra los pilares.



Debo fingir que hay otras. Es mentira.
Sólo tú eres. Tú, mi desventura
y mi ventura, inagotable y pura.



Jorge Luis Borges.

5 comentarios:

Caƒeιnomana® dijo...

Ventura y desventura, el amor suele ser asi a veces.

El Mar no Cesa dijo...

Borges... de lo mejor en poesia... que gusto releerlo...
Pero que pasara para que lo hayas puesto amigo Sid?
Un beso,
Este Mar...

Sid dijo...

Que pasa??, pues nada que no pueda solucionar un Jack Daniels.

Saludos Mar, Cafeinomana, que estén bien.
Un abrazo.

Ricardo Baticón dijo...

Hola Sid

qué pasada el poema de Jorge Luis Borges que nos has puesto, eso es escribir bien y lo demás bobadas. Me ha encantado, no lo conocía.

Gracias!

Aioria90 dijo...

Maravillosa por donde se la vea Sid!