martes, 9 de noviembre de 2010

Gitanjali - 80

Soy como un jirón de una nube de otoño, 
que vaga inútilmente por el cielo. 


¡Sol mío, glorioso eternamente; 
aún tu rayo no me ha evaporado, 
aún no me has hecho uno con tu luz! 
Y paso mis meses y mis años alejado de ti.


Si éste es tu deseo y tu diversión, 
ten mi vanidad veleidosa, 
píntala de colores, dórala de oro, 
échala sobre el caprichoso viento, 
tiéndela en cambiadas maravillas.


Y cuando te guste dejar tu juego, 
con la noche, me derretiré, 
me desvaneceré en la oscuridad; 
o quizás, 
en una sonrisa de la mañana blanca, 
en una frescura de pureza transparente.



Rabindranath Tagore.

3 comentarios:

Caƒeιnomana® dijo...

"...con la noche, me derretiré,
me desvaneceré en la oscuridad..."

La noche se presta para todas las pasiones... que delicia.

V de Tierra dijo...

Siempre andamos en busqueda del sol, sin darnos cuenta que en ocasiones la noche tambien nos señala caminos!!

Saludos

Sid dijo...

Hola, V de Tierra, es verdad, a veces tenemos la idea -preconcebida- que el sol y la luz son los únicos que nos indican el camino, me parece bien, puesto que indica cierta claridad para caminar y vivir. Pero la noche, la luna, indican también algo, que quizás es algo mucho mas intenso, puesto que no hay muchos que aprenden a vivir bien, enseñados por la noche y la luna. Para perderse no necesariamente tiene que ser de noche, también a plena luz podemos perdernos.

y Coffee girl, son casi las mismas palabras que retuve en la mente al leer este poema, "...me desvaneceré en la oscuridad..."

Un abrazo a ustedes, gracias por leerme.