jueves, 8 de enero de 2009

Arrullo

Suave la lluvia entre las hojas
es un rumor amado y lento,
y tú en mi pecho te abandonas
con silencioso encantamiento.

Se trenza el viento con la lluvia...
vibras... ¡Oh que blando momento
para morir con la dulzura
del agua que evapora el viento!

-¿Oyes la lluvia que solloza?
-¿Oyes el viento plañidero?
Herida mía dulce y honda,
sólo tú ignoras de qué muero.

Francis Carco

2 comentarios:

El Mar no Cesa dijo...

Me gusta tu blog, de verdad. Muy intuitivo, asi como espiritual...
Cool.

Sid dijo...

Gracias Mar, es bueno saber que hay alguien a quien le gusta este blog y que sobre todo, lo lee. :)