lunes, 9 de marzo de 2009

Santiago Feliu - Para Barbara



Siento que tus destellos
ahogan mi brisa,
mi brisa que presiento inagotable,
azul infinita;
límpida brisa de lirismo inevitable,
soplo de sueños
que en mi verso se derrama.

Si de mi voz florece la canción
motivo de tu dar,
si de tus ojos nace la bondad
de abrirme en el verso un palpitar,
no me dejes ir...

Siento que mis destellos
ahogan tu brisa,
tu brisa que presiento inagotable,
azul infinita;
limpida brisa de lirismo inevitable,
soplo de sueños
que en mi verso se derrama.

Si de mi voz florece la canción
motivo de tu dar,
si de tus ojos nace la bondad
de abrirme en el verso un palpitar,
no me dejes ir...

2 comentarios:

Sid dijo...

La guitarra, la armónica y la voz, hacen que la musica no solo sea algo para acabar con el silencio, sino que puedas disfrutar de aquello que rompe el silencio...

La trova, siempre fue bienvenida para el silencio.

El Mar no Cesa dijo...

Veo que no te lo puse en su momento cuando lei tu respuesta de mi comentario (vaya lio!) pero lo que creo es que es la segunda cosa mas bonita que he leido en tu blog. Que se la hayas dedicado, tiene que haberle gustado, pero fijo, vamos, seguro.
Que tierno, es una chica con suerte.
Un saludo amigo!
El Mar.