martes, 25 de noviembre de 2008

Gitanjali - 55

Aún está lánguido tu corazón,
aún se te cierran los ojos de sueño.

¿No sabes que la flor está reinando,
esplendorosa, entre espinas? ¡Despierta, despierta!
¡No dejes pasar el tiempo en vano!
Allá al fin del sendero guijarroso,
en una solitaria tierra virgen,
mi amigo está sentado solitario.

¡No lo engañes esperándote! ¡Despierta, despierta!
¿Qué si el cielo jadea y palpita en la brasa del mediodía?
¿Qué si la arena hirviente tiende su manto sediento?
¿No sientes alegría en la profundidad de tu corazón?
¿No se abrirá el arpa del camino,
a cada paso tuyo, en suave música de dolor?

3 comentarios:

Tlatoani dijo...

hermana mia hay una herida en tu espina.

una herida que hiere lo hiriente
y marchita lo marchitado.

No puedes ir mientras caminas y mientras eres consciente de tus pasos.

no puedes voltear hacia atrás mientras no voltee primero tu esperanza de acompaño.

espera si quieres, que hay muchos que esperan sin ser acompañados.

porque asi es su naturaleza y asi viven su engaño.

Anónimo dijo...

I would appreciate more visual materials, to make your blog more attractive, but your writing style really compensates it. But there is always place for improvement

Sid dijo...

Hola amigos, Tlatoani, es la quinta vez que leo lo que haz escrito. para mi es algo con mucha profundidad, no se realmente lo que hayas querido decir, pero a veces me suena muy esperanzador y a veces me da miedo. Hoy que a venido un anonimo a comentar, me parece esperanzador.

Anonimo, gracias por tu comentario, pero no pretendo que mi blog sea un escaparate lleno de cosas bonitas, solo quiero expresarme y entender lo que pasa a mi alrededor. Thank U.